PINANSON RURAL | Trabajar en un pueblo

///PINANSON RURAL | Trabajar en un pueblo

Mondéjar, situado en la provincia de Guadalajara (España) cuenta con algo más de 2600 habitantes. En Mondéjar, predomina la industria alimentaria y la agricultura como actividades principales, pero también se fabrican productos para el sector audiovisual: en Mondéjar tiene su sede y fábrica Pínanson desde hace 36 años.

Pínanson, realiza su actividad en un edificio a las afueras de Mondéjar: “tardo en llegar caminando cada mañana unos 10 min y sin estresarme por el tráfico”- comenta Sergio Fernandez, operario del departamento de cajeados y patch panels en Pínanson- y es que, situarse en las afueras en un medio rural como Mondéjar se traduce en emplear como máximo 15 min en llegar de casa al trabajo.

Foto: Sergio Fernandez en su puesto de trabajo

Desde nuestras ventanas podemos conocer las fases de siembra, cultivo y recolección del trigo y la cebada de los campos colindantes, así como, ver muy de cerca cómo las golondrinas, año tras año, deciden construir sus nidos cerca de nuestro puesto de trabajo o poder oler lo que será un vino con Denominación de origen Mondéjar en la época de vendimia -“todo esto es una cura antiestrés”- añade Sergio.

Pínanson es una empresa familiar, y es algo que también perciben los trabajadores siendo un punto importante para resaltar: “Al ser una empresa familiar y con gente del pueblo, nos conocemos todos desde hace tiempo y la relación es más cercana, personal y por lo tanto más gratificante”- comentan entre ellas Gema, Susana y Miriam, operadoras del taller de cableados.

La familiaridad es algo característico en Pínanson y es percibido tanto por los trabajadores como por nuestros clientes, “la relación con nuestros clientes siempre ha sido cercana y creo que esa familiaridad que se respira dentro la reflejamos y transmitimos a quienes confían en nuestros productos, que en muchos casos terminan siendo amigos”- manifiesta Francisco de Lucas, comercial en Pínanson- “Los buenos conocedores de nuestra marca, saben que el producto Pínanson es un producto hecho a medida para cada cliente y eso solo se puede hacer realidad desde un concepto de empresa como la nuestra”.

Los trabajadores de Pínanson disfrutan de una jornada intensiva de 8 horas, “creemos en las ventajas que tiene para el trabajador una jornada intensiva, pudiendo llevar a cabo la conciliación familiar”- apunta la responsable de RRHH.

España tiene un gran problema con las zonas despobladas y la llamada “España vaciada” y es justo destacar, que nuestro pueblo cuenta con ciertas facilidades a diferencia de otras localidades de la provincia. Mondéjar tiene centros educativos y de salud, una amplia agenda de actividades culturales y deportivas, un fluido transporte público y de mercancías, fibra para nuestras comunicaciones, así como cierta cercanía a Madrid (70 Km).

La calidad de vida que te da la comodidad, seguridad, precio de vivienda, calidad del aire…-aspectos que destaca Alba Pérez desde administración- que se disfrutan en un pueblo, se transmiten de una forma u otra en tu trabajo.

Desde Mondéjar, Pínanson contacta con clientes, diseña, fabrica, controla y envía sus productos hechos a medida en un entorno rural desde hace 36 años teniendo como objetivo principal tanto la satisfacción de sus clientes como la de sus trabajadores.

2020-05-13T15:27:01+02:00mayo 12th, 2020|